INTRODUCCIÓN

Sabedores de las necesidades que la educación demanda en nuestra sociedad del conocimiento, el presente blog está dirigido a ti que eres docente de educación preescolar, el  cual es un poyo para dar continuidad a las actividades del “Cuaderno de actividades para favorecer el desarrollo de competencias

Sabemos que cada comunidad, escuela y alumno son diferentes es por ello que gracias a la flexibilidad de Programa de Educación Preescolar 2004 (PEP04) puedes adaptar cada una de las secuencias que te proponemos a las necesidades que se te presenten.

Cabe mencionar que el PEP04 nos invita a realizar las secuencias didácticas, a partir de los campos formativos “Exploración y Conocimiento del Mundo” y “Lenguaje y Comunicación” que pueden servir como ejes de la planificación didáctica, y con ello permitir la articulación, el tratamiento suficiente y el ejercicio de las competencias de varios campos, según el tipo de actividades que se apliquen. Por tal motivo el cuaderno de ejercicios que tienes en tus manos está diseñado en relación a estos dos campos.

Es de saberse que el desarrollo de competencias no está sujeto a una secuencia preestablecida, tampoco a una forma de trabajo determinada y especifica. De hecho, en la experiencia cotidiana los niños desarrollan y ponen en juego muchas competencias, por lo tanto tu función como educadora consiste en promover su desarrollo tomando como punto de partida el nivel de dominio que poseen al respecto.

Una de las cosas más difíciles que podemos encontrar en nuestra labor docente es el de evaluar, y más aun en el nivel de preescolar por ello lo único que te sugiero es que tomes en cuenta lo siguiente:

  • La situación didáctica diseñada por el docente
  • El proceso llevado a cabo por el niño como resultado de la interacción entre lo que la situación didáctica le plantea y lo que él aporta al aprender
  • El contexto institucional en el cual se da la enseñanza.

El diario de la educadora es un instrumento de carácter práctico, quien lo elabora cotidianamente y le sirve de apoyo para reflexionar sobre su propia práctica, valorar su desempeño y tomar decisiones que le permitan mejorar su trabajo docente. Sugerimos algunos criterios de evaluación que pueden ser utilizados para determinar los progresos dentro del grupo:

  1. La situación planteada ¿fue realmente un “problema” para los alumnos?
  2. ¿Posibilitó la reconstrucción de sus conocimientos?
  3. ¿Se planteó de manera abierta, permitiendo al grupo utilizar sus propias estrategias?
  4. ¿Qué problemas enfrentaron los alumnos?
  5. ¿Qué contenidos pudieron convertirse en objeto de reflexión?
  6. ¿Se generó discusión e intercambio entre los alumnos?
  7. ¿Qué fue lo que lo favoreció?
  8. ¿Qué cambios tuvieron que hacer sobre lo previsto y en función de qué fueron hechos?
  9. ¿La forma de organizar la enseñanza fue la adecuada?
  10. ¿El tipo de actividad que se proponen son retadoras?
  11. ¿Qué hace el niño?
  12. ¿Cómo interactúa con sus compañeros?

La evaluación centrada en los logros que van obteniendo los niños durante la educación preescolar es un proceso complejo que exige, la observación constante por parte de la educadora y el registro de la información que obtiene (expediente del alumno); el seguimiento de estos procesos deben ser de manera continua y sistemática, lo que permite disponer de información amplia y confiable, así podemos darnos cuenta de lo que el niño hace, explica, pregunta, propone, deduce o supone.

Por ultimo no me queda más que desearte éxito en tu gran labor como docente.