Estimados usuarios de Sector Lenguaje:

Sector Lenguaje se ha generado con la colaboración de muchos profesores de este y otros países. También tiene contenido de elaboración propia. Tengo permisos de autor de la mayoría de los materiales, los que han llegado a mi por los propios autores. Además Sector Lenguaje está protegido por derechos de propiedad intelectual. Por lo que si usted desea presentarlo en su trabajo hágalo siguiendo este ejemplo de cita de sitio en formato html:

  • Apellido en mayúsculas y nombre del autor, lo usual. Por ejemplo LARA ROCHA, LUCY.
  • Nombre del documento en cursiva. Por ejemplo. Imágenes para diseñar tus guías
  • Año de la publicación en la Web que es el año del Copyright. Por ejemplo © 2007 por Lucy Lara Rocha.
  • La dirección electrónica, que siempre esta en la “Dirección” del navegador. Por ejemplo http://www.sectorlenguaje.cl/index.htm , actualizado el 24 de Julio de 2008
  • Fecha de la consulta. Que es la fecha en que el interesado ha ingresado a la página, se escribe entre corchetes encabezado por la palabra: “Consulta”. Por ejemplo [Consultado el viernes, 06 de Agosto de 2008]

JUEGOS PARA NIÑOS

Debemos partir considerando que a los niños en edad pre-escolar les encanta correr, saltar, jugar a la pelota, hacer rompecabezas y dibujar.

Luego, cualquier actividad que involucre algunos de los juegos mencionados, será de gran divertimento y satisfacción para los niños.

A esto se puede agregar el juego que se puede implementar con agua o arena, junto a la utlilización de algunos juguetes como botellas, embudos, coladores, batidores, diversos envases, etc.

También se puede incorporar la elaboración de burbujas, los elementos para elaborarlas son detergente (el más sencillo de todos ) agua caliente, glicerina , en algunos casos se puede usar azúcar, y jabón en polvo. Las proporciones varían pero más o menos deben combinar una parte de detergente, tres partes de glicerina y cinco partes de agua.

Elaborar cuenta gotas con envases de plástico, haciéndole agujeros en su fondo para su observación.

Buscarle el espacio para colocar una tienda de ventas, se le puede motivar a elaborar y recortar billetes, junto a algunas monedas de diversos valores, lo cuál puede da paso a un primer encuentro con las operaciones matemáticas, obviamente se deben buscar las cantidades adecuadas para efectuar este juego.

Que juegue a que es un bombero, un detective, un cura, un carabinero, etc., ayudándole a encontrar la implementación necesaria para ello. Se puede aprovechar de contar sobre las diversas actividades que desempeñan estos personajes.

Efectuar un festival, junto a sus amigos, donde la mimica puede ser lo principal, sin olvidar el humor de algún cómico y un grupo de baile.

Planificar excursiones, campeonatos deportivos, visitas a lugares importantes como el periódico, una compañia de bomberos, una radio, la televisión, etc.

Hacer una obra de teatro, basados en algún cuento, hacer dibujos, pintarlos y exponerlos. También puede ser en base a algún programa de la televisión (de preferencia infantil)

Inventar instrumentos musicales o un conjunto musical electrónico acompañados por algún tema correspondiente.

Enlaces con cientos de juegos:

http://www.juegosdetiempolibre.com/

http://www.elhuevodechocolate.com/juegos.htm

ACTIVIDADES

volver al índice

La Rayuela: matemáticas en el patio

Bingos

El juego de las casas

recetas de cocina, “buscar un tesoro”

varias



La Rayuela: matemáticas en el patio

Esta experiencia tiene el propósito de trabajar con grupos de cuatro y cinco años un contenido preciso: la secuencia numérica y los distintos niveles de dominio de ella. Considero en principio distintas características en la relación de los chicos con la secuencia numérica, que se podrían enunciar más o menos así:

1. Comienzan a contar en el uno, luego enuncian correctamente algunos números y finalmente, luego del cuatro, por ejemplo, menciona otros números (ej: 1, 2, 3, 4, 7, 11, etc…). En este plano, lo que nos importará será extender la secuencia.

2. Pueden sostener el enunciado de la secuencia, pero si se detienen no la retoman desde ese punto sino que vuelven al principio. No pueden empezar si no es en el uno. En este plano, lo que nos interesa es mejorar la capacidad de retomar el conteo o la enunciación de la secuencia.

3. Cuentan objetos pero no establecen una correspondencia biunívoca entre contadores y objetos contados, es decir: cuentan dos veces el mismo, omiten otro, etc.

4. Pueden revertir la cadena, es decir mencionar de atrás para adelante los números.

Un día, en el patio, dibujé en el piso, con una tiza, una rayuela simple: eran simplemente números hasta el cinco encerrados en círculos. Una flor en la base (tierra), un sol en el fin (cielo). Y contando, salté con los dos pies juntos desde el principio hasta el fin. Los chicos (4 años) se reunieron alrededor del dibujo y comenzaron a saltarlo, algunos solos, otros de la mano, algunos contando en voz alta, otros escuchando como el resto contaba a coro.

Al día siguiente el dibujo creció hasta el seis, y luego fue hasta el siete… hasta llegar al diez. Pasadas dos semanas ya habíamos hecho rayuelas de círculos, de cuadrados, de otros dibujos, rayuelas dentro de neumáticos viejos, rayuelas dobles, rayuelas con camino…etc.

Ahora el punto era llegar a introducir lo que más arriba enuncié como una segunda característica del dominio de la secuencia numérica. Nos ayudó una piedra.

La nueva regla fue: tirar la piedra antes de empezar, hacer la rayuela saltando con un pie hasta la piedra, interrumpir el conteo, tomar la piedra, y retomar saltando con el otro pié hasta el final. El paso siguiente fue hacer rayuelas de ida y vuelta, rayuelas circulares de doble dirección y rayuelas mudas (se cuenta “para adentro”).

Finalmente, llevamos la caja de tizas al patio y cada uno comenzó a diseñar sus propias rayuelas, las cuales maestro y compañeros saltamos con mucho gusto hasta que nos aburrimos (como es debido) de las rayuelas y jugamos a otra cosa.

Bingos

Conocer la secuencia numérica (enunciarla, usarla para contar y establecer un cardinal) es una capacidad que se complementa con otra: la de reconocer los numerales (los símbolos “1”, “2”, ets.) u otros cuantificadores informales (“*”, “**”, etc.). Para esto se puede diseñar un bingo de números o cuantificadores.

  • Cada chico tiene un cartón con números desde el uno hasta el 10 (o menos, o más, depende…) y un compañero va sacando de una caja papelitos con los mismos números, que menciona sin mostrar. Al escuchar “7”, por ejemplo, cada uno subraya o marca con un color el número 7. Todos ganan si al finalizar han completado sus cartones simultáneamente.
  • Jugar el bingo en el patio, dibujando los cartones con tiza en el piso.

(ver bingos de letras)

El juego de las casas

En un salón espacioso, se colocan en distintos rincones colgados de las paredes, carteles con números (pueden tener forma de casa, o lo que sea). La consigna es: el maestro/a o un compañero dice en voz alta un número y todos deben correr hacia la casa que tiene ese número. En un segundo momento, se puede cambiar del siguiente modo: en vez de decir el número, se aplaude X cantidad de veces para representar el número.

Las recetas de cocina, “buscar un tesoro”

Al preparar una comida, se da el caso del manejo de distintos ingredientes en cantidades y proporciones precisas, y donde se utilizan unidades de medida: cucharadas, tazas, etc. La confección de la receta a modo de lista de cantidades objetos, entonces, es una oportunidad para expresar numéricamente. Para preparar esta actividad puede antes hacerse otra (a mis alumnos les resulta muy divertida) que es así: se llama “buscar un tesoro”, aunque no tiene nada que ver con la tradicional “búsqueda del tesoro”. Cada chico debe buscar un tesoro, que es una lista de cosas que hay en el aula, por ejemplo:

– 1 vaso (dibujo de vaso)

– 2 sillas (…)

– 4 pinceles (etc…)

Cada uno tiene su lista y a la voz de “ya”, se dan unos minutos para conseguir esos objetos. Luego, en una ronda (o no) se verifica que cada uno haya traído lo que decía su lista.

varias

  • Secuencia de juegos con tablero: Un primer tablero(1), que se jugará con dados y fichas, tendrá tres trayectos paralelos de doce casilleros. Un segundo tablero(2), superada la dificultad del primero, será circular, donde los tres jugadores compartirán el mismo trayecto, esta vez de 25 casilleros. Un tercer tablero (3) incorporará eventos en algunas casillas de color (si cae en casilla roja, retrocede tres lugares, si cae en casilla verde, avanza tres lugares más)

Si a los chicos se le presentan dificultades para la mecánica de mover las fichas en los cassilleros respetando el orden, etc. se les puede proponer hacer un “tablero gigante” dibujado con tizas en el patio y ser ellos mismos las fichas, moviéndose según lo diga un disco numerado o un dado grande.

  • Actividades sobre la hora: antes de ir al patio, observar la hora que es y determinar a qué hora se regresará, en función de la actividad prevista para más tarde. Llevar el reloj al patio.
  • Canciones y versos: para enunciar la secuencia numérica. “Los esqueletos”, “Cuatro ratoncitos…” y “Un elefante se balanceaba…”. (ir a Música)

volver al índice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s